creación literaria & soluciones textuales

EMPRESAS E INSTITUCIONES

 
 «Archimedes Thoughtful», por Domenico Fetti, 1620.

«Archimedes Thoughtful», por Domenico Fetti, 1620.

 

El Pantógrafo sabe que la eficacia de una empresa o una institución puede verse mermada por el desconocimiento o el descuido a la hora de emplear los mecanismos de la expresión escrita.
El buen uso del lenguaje determina la calidad de cualquier trabajo, y esto no es solamente una cuestión literaria: muchísimas profesiones tienen que recurrir en un momento u otro a la escritura, y como ésta no es la herramienta principal del oficio se le da una importancia menor a dominarla.
La calidad de la comunicación entre los distintos departamentos de una empresa o de una institución y las relaciones entre éstas y sus clientes o usuarios dependen en buena medida de que los textos que circulen entre ellos estén redactados de la mejor manera posible.
Tres escenas comunes: a) el documento interno de una empresa está mal escrito, y esto hace que sus destinatarios se vean obligados a pedir aclaraciones, lo que se traduce en pérdida de tiempo y de dinero; b) un texto publicitario tiene un tono inadecuado, y el cliente, tras leerlo, se inclina por los productos o los servicios de otra empresa; c) una institución emplea un lenguaje opaco en las instrucciones para rellenar un formulario, así que los empleados se ven obligados a dedicar más tiempo a resolver las dudas de los usuarios.
Son innumerables los ejemplos en los que el dominio de la expresión escrita influye de manera determinante en una imagen corporativa o institucional, y puede evitar que ambigüedades o errores arruinen cualquier iniciativa.
Por ello, si necesitas ayuda con la mejora de tus textos, evitar fallos y optimizar las posibilidades que brinda la buena comunicación escrita para lograr diversos objetivos profesionales, El Pantógrafo está aquí a tu entera disposición.